> Blog de noticias y actualidad

miércoles, 10 de marzo de 2010

Subidon de adrenalina en Finca del Olmo Resort Jumilla

OCIO Y MOTOR
Es el lugar ideal para los apasionados del motor, los amantes del turismo rural y los aficionados a la caza.

En la Finca del Olmo, ubicada en Jumilla, hay dos pistas de velocidad, pero también se pueda cazar, practicar tiro al plato, hacer equitación o pasar un fin de semana –de aventura- en un pequeño hotel.















Subidón de adrenalina
La Finca del Olmo, en Jumilla, tiene dos circuitos de velocidad en los que se dan cursos de conducción, un coto en el que se pueden cazar jabalíes y perdices, y un pequeño hotel rural.

Una finca de 800 hectáreas con un circuito de velocidad en asfalto y otro de tierra en el término murciano de Jumilla se ha convertido en un lugar en el que se puede aprender a conducir, practicar la caza o hacer turismo rural.

Y las posibilidades de la finca no paran ahí, porque los dueños del complejo ya han presentado ante la administración autonómica un proyecto de circuito de más de seis kilómetros de recorrido y 15 metros de anchura que podría recibir entrenamientos de Fórmula 1.

Los socios y propietarios de la Finca del Olmo, apasionados de los automóviles, aspiran a realizar este trazado cuya utilización sería estrictamente privada, al estilo del trazado de Ascari, en la localidad malagueña ide Ronda, propiedad del holandés Klaas Zwart.

También se puede montar en globo aerostático, hacer equitación o practicar tiro al plato.
Las instalaciones de la finca, utilizadas hasta ahora de forma estrictamente privada, están abiertas para su utilización turística, con un pequeño hotel rural de diez habitaciones y una casa, ésta al borde de los dos circuitos, de cinco habitaciones.

Juan Manuel Giménez Quiles, director general del complejo, ha explicado a Efe que, aunque la Finca tiene programada una oferta básica de utilización de todas las instalaciones, pueden confeccionados programas a medida, con actividades de caza, por ejemplo, ya que estos terrenos tienen una parte clasificada como coto intensivo. En la Finca del Olmo puede cazarse perdiz y jabalí. Además, la compañía ofrece actividades en globo aerostático, de equitación o excursiones en "buggys" o todoterreno, tiro al plato o recorridos en vehículos todoterreno.

Una parte esencial del complejo es la escuela de conducción, en marcha desde hace tres meses, dirigida por el piloto portugués Miguel Silva, que dispone una extensa plantilla de vehículos de todo tipo para enseñar conducción de seguridad, deportiva y de competición. El curso de conducción de seguridad, con coches de la Finca o del cliente, trata de que los conductores normales aprendan el uso de los modernos sistemas de asistencia, el ABS y el control de estabilidad ESP, principalmente, así como las maniobras que impedirán alcances y salidas de la vía.

Para la conducción deportiva se utilizan dos unidades de Mazda MX-5 de las utilizadas en el campeonato europeo y dos Fiat de la Copa Punto de Rallys, y el curso se aprenden las técnicas básicas para conducir coches de tracción trasera y delantera.

El curso de competición, el más intensivo de los ofertados por el circuito de Jumilla, enseña las técnicas de pilotaje sobre asfalto y tierra, a bordo de coches Speed Racing, Fórmula GP4 Series, Buggys y Car Cross Xtrem. La última alternativa de la Escuela es la conducción 4x4 con vehículos todoterreno de distinta categoría o los utilizados por los clientes.

















PARQUE DE AUTOMOVILES
Modelos como Ferrari 430 o Porsche 911 Turbo
Parte de los atractivos del circuito de Jumilla es la posibilidad de disfrutar de la conducción de exclusivos GT, en pista o en ruta, como los Ferrari 430 F1 Escuderia, los Porsche 911 Turbo o GT2, el Maserati Granturismo, el Nissan GTR o el KTM XBow.

La oferta de velocidad de la Finca del Olmo se completa con el alquiler de la pista de asfalto o de tierra, por separado o enlazados, una configuración sobre la que el Circuito de Jumilla organiza una carrera similar a la Copa de Campeones, con una parte de la carrera sobre asfalto y otra sobre tierra, al igual que carreras de karts.

Sera el trazado moderno más largo del mundo.
Sobre el proyecto del circuito de seis kilómetros, Juan Manuel Giménez explicó que la tramitación está en este momento en manos de Medio Ambiente de la Comunidad de Murcia, una trámite que, una vez superado, daría paso a su construcción en el plazo de dos a cuatro años.
Este circuito se convertiría en el trazado moderno más largo del mundo y entre sus peculiaridades están dos rectas de casi kilómetro y medio y un "sacacorchos" similar al de Laguna Seca.

Si este proyecto sale adelante, el circuito de Jumilla, podría aspirar a convertirse en uno de los favoritos de los pilotos que compiten en la categoría de Fórmula 1.

LA OPINION_ Domingo, 28 de febrero, 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario